REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
JUZGADO CUARTO DE CONTROL

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
TRIBUNAL CUARTO DE PRIMERA INSTANCIA EN LO PENAL EN FUNCIÓN CONTROL DEL CIRCUITO JUDICIAL PENAL DEL ESTADO VARGAS
EN SU NOMBRE

Maiquetía, 06 de Julio de 2006
196° y 147°

ASUNTO PRINCIPAL : WP01-P-2006-002586
ASUNTO : WP01-P-2006-002586


JUEZ: JESUS BRAVO VALVERDE.
SECRETARIA: CAROLINA CUJABANTE
FISCAL DEL MINISTERIO PÚBLICO: SUYIN ISABEL PINO
DEFENSA PUBLICA: EDUARDO PERDOMO
IMPUTADO: JOSE RAFAEL PAREJO CORREA

Corresponde a este Tribunal Cuarto de Control, dictar auto fundado en la presente causa, seguida contra el ciudadano JOSE RAFAEL PAREJO CORREA, titular de la Cédula de Identidad Nro. V-6.466.590, quien dijo ser de nacionalidad venezolana, natural de La Guaira, donde nació el 17-02-1961, de 43 años de edad, de estado casado, de profesión u oficio Trafico Aéreo, hijo de Tomás Aquino Correa (V) y Ana Mercedes Parejo (V), residenciado en: Sector Tarigua, casa numero 38, diagonal al taller Los Reyes, Caraballeda, Estado Vargas, teléfono: 0416-815.0344; de conformidad con el artículo 173 del Código Orgánico Procesal Penal; a tal efecto este Juzgado hace las siguientes consideraciones:

En la audiencia oral celebrada por este Juzgado Cuarto de Primera Instancia en lo Penal en Función de Control en el día de hoy, la Dra. SUYIN ISABEL PINO, en su condición de Fiscal Primera del Ministerio Público, presentó ante este Despacho al ciudadano JOSE RAFAEL PAREJO CORREA, quien según acta policial de fecha 06-07-06, suscrita por funcionarios adscritos al Instituto Autónomo de Policía y Circulación del Estado Vargas, donde deja constancia que siendo las once y quince (11:15pm) horas de la noche cuando se encontraban en el centro de Atención ciudadana de Caraballeda, se presento una ciudadana de nombre Betsimar Tovar Martínez, titular de la cedula de identidad V-9.996.020, residenciada en el sector la miel, casa Virgen del valle, manifestando que su esposo la había agredido físicamente igual que a sus dos hijas, por lo que se trasladaron hacia el lugar antes mencionado al requerir a la persona que se encontraba en el interior de la vivienda atendió el llamado el ciudadano antes mencionado a quien la denunciante reconoció como su esposo y agresor, por lo que procedieron a practicarle la retención preventiva, trasladando a la ciudadana al ambulatorio de Caraballeda, donde le diagnosticaron Traumatismos Leves, en los miembros superiores espalda y cadera, es por lo que se precalifican los hechos como lo previsto el articulo 17 de la Ley de Violencia Contra la Mujer y la Familia, se solicita se lleve el procedimiento por vía especial debido a la materia, solcito se aplique las medidas cautelares prevista en la ley especial, es todo”.

El imputado manifestó su deseo de no rendir declaración en la audiencia, acogiéndose al precepto constitucional contenido en el numeral 5 del artículo 49 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Por su parte, la defensa pública, indicó que: “ Visto que hasta este momento procesal no se encuentra acreditada la comisión de un hecho punible ya que en autos no consta ni siquiera un informe medico que se le haya practicado a la ciudadana Betsimar Tovar Martínez, en centro hospitalario alguno constando solamente el dicho de la misma en contra de mi defendido elementos este insuficiente para imponer medida cautelar alguna, esta defensa solicita la libertad sin ningún tipo de restricción del ciudadano JOSÉ RAFAEL CORREA PAREJO, e igualmente solicita copias de la presente acta, ES TODO.”

Este juzgador, oídas las argumentaciones esgrimidas por las partes y analizadas las actas que conforman la presente causa, considera que el acta policial de fecha 06 de Julio del año en curso, suscrita por los funcionarios MILAGROS FERRER y REINALDO ROMERO, donde los mismos dejan constancia de las condiciones de tiempo, modo y lugar, como tuvieron conocimiento de los hechos y de cómo sucedió la aprehensión del imputado de autos, no es suficiente elemento de convicción que haga presumir a quien aquí decide, que el ciudadano JOSE RAFAEL PAREJO CORREA, haya desplegado la conducta típica y antijurídica para subsumirse en la comisión del delito de Violencia Física, toda vez que del acta policial por si sola no se puede establecer tal circunstancia fáctica, mas aún, cuando la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, en decisión No.225 De fecha 23-06-04, estableció que: “…De allí entonces se observa, que se obtuvo como resultado una sentencia condenatoria en contra del acusado solamente con los dichos de los funcionarios, hecho que resulta contradictorio con la jurisprudencia reiterada establecida por esta Sala de Casación Penal que expresa: “...el solo dicho de los funcionarios policiales no es suficiente para inculpar al procesado, pues ello, sólo constituye un indicio de culpabilidad...”, en consecuencia, al no encontrarse llenos los extremos legales exigidos por el artículo 250 del Código Orgánico Procesal Penal, lo procedente y ajustado a derecho en el presente caso, decretar la libertad inmediata y sin restricciones del ciudadano JOSE RAFAEL PAREJO CORREA, declarándose de esta manera sin lugar la solicitud formulada por el Ministerio Público, relativa a la imposición de medidas cautelares de las previstas en la Ley Sobre la Violencia Contra la Mujer y la familia. Y ASI SE DECIDE.


DISPOSITIVA

Este Tribunal Cuarto de Primera Instancia Penal en Función de Control del Circuito Judicial Penal del Estado Vargas, en nombre de la República y por autoridad de la ley, hace los siguientes pronunciamientos: PRIMERO: Se declara sin lugar la solicitud de la representación del Ministerio Público y en consecuencia se decreta la LIBERTAD SIN RESTRICCIONES del ciudadano JOSE RAFAEL PAREJO CORREA, titular de la cédula de identidad N° V-6.466.590, por no estar llenos los extremos del artículo 250 del Código Orgánico Procesal Penal. SEGUNDO: Se ordena remitir las presentes actuaciones al Despacho de la Fiscalía Primera del Ministerio Público, a los fines de proseguir con las diligencias de investigación y en consecuencia se ordena remitir en la oportunidad legal correspondiente las presentes actuaciones.
Publíquese, regístrese, déjese copia de la presente sentencia interlocutoria.
Dada, firmada y sellada en el Juzgado Cuarto de Primera Instancia Penal en Función de Control del Circuito Judicial Penal del Estado Vargas. En Macuto a los seis (06) día del mes de Julio de 2006. Años 196° de la Independencia y 147° de la Federación.
EL JUEZ CUARTO DE CONTROL,

DR. JESUS BRAVO VALVERDE.
LA SECRETARIA

ABG. CAROLINA CUJABANTE